viernes, diciembre 23, 2011

Un mensaje de Navidad. ¡Felices fiestas para todos!



Esta Navidad mucha gente piensa que nos esperan tiempos peores, pero no todo el mundo cree que les vaya a afectar de igual manera. Incluso hay algunos que creen que si hacen las cosas bien, pueden aprovecharse de la coyuntura y mejorarse a costa de los demás.

Sin embargo, más allá de lo que nos espere en el plano político o económico, una cosa que no va a cambiar es la humanidad esencial de todas las personas que tengo la suerte de poder llamar mis amigos. Las cosas pueden ir mejor o peor pero sé que ellos siempre estarán allí para dar apoyos, echarse unas risas y para compartir los mejores –y los peores– momentos, porque a lo largo de la historia se ha demostrado que nos pueden quitar de todo pero al fin y al cabo los que terminan siendo más pobres son ellos. Y no nos olvidemos nunca que mal que lo pasemos, otros lo estarán pasando peor y sin las mismas oportunidades para desahogarse a través de los blogs y las redes sociales.

Agradezco a mis lectores haber tenido la paciencia para seguirme y para intentar dar sentido a las palabras que escribo. De igual modo, os deseo a todos lo mejor para esta Navidad y para el año 2012, y que todos seamos un poquito más ricos cada día aunque la cuenta bancaria no dé testimonio de él.

Y ante todo, sigamos inventando cosas. La creatividad es el recurso más sostenible que tenemos. Su potencial no tiene límites y es justo ahora que más la tenemos que aprovechar, para el bien de nosotros y de los que necesitan nuestro apoyo. Por tanto, espero que cada día sea un nuevo despertar, un nuevo nacimiento, una nueva idea, un nuevo proyecto. ¡MUCHOS ÁNIMOS A TODOS! Mientras tanto, sigamos por aquí, contando cosas y compartiendo.