martes, julio 08, 2008

¿Qué tan 'blogger feliz' eres?


A los bloggers, y sobre todo a este blogger, se nos da bien cabrearnos.

Por decirlo de alguna manera, cuando tenemos poco tiempo para escribir, trabajamos 12 horas al día, hacemos deporte, vida social, etc. muchas veces puede que no encontremos ni el tiempo ni la justificación para sentarnos a escribir. Pero cuando nos cabreamos, ni nos lo pensamos dos veces. Cualquier persona normal pensaría que fueramos - o que fuera - un amargado, que nos quejamos de todo, no nos contentamos con nada.

Pero cuando realmente no nos podemos quejar de nada.... cuando incluso las cosas malas no parecen como más que una pequeña mancha de aceite en un mar pintado de rosa, ¿de qué escribir? Esa 'pintura' en un museo de arte contemporánea cualquiera, ¿es un puntito negro sobre un papel blanco o sólo es un retrato de un puntito negro? ¿Escribiría un blogger sobre el maldito puntito hasta que desapareciera? - si encima ha tenido que pagar un canon para verlo,- ¿o puede escribir también sobre las bondades del mar de pureza y blancura que le rodea?

¿Es esta entrada un espacio de blanco manchado con unas letras negras o sólo son letras negras que acaban con todo? Pero si intentara que las letras aportaran cosas positivas al papel virtual, que nos alegraran, si dijera que realmente las cosas no fueran tan malas, que quiero progresar, que quiero criticar las injusticias, pero veo el total bastante luminoso, ¿me leerá alguien?

Pues, generalmente, los blogs, con algunas excepciones, no los lee mucha gente, por lo menos en su forma individual - eso sí, pueden contribuir a una conversación más amplia-, pero ni mi vida ni la educación de mis hijos en colegios americanos, cual comentarista de Libertad Digital, depende de que la gente me lea, por lo que no tengo por qué escribir de las cosas malas de la vida. Puedo decir, con la conciencia tranquila que España ha ganado la Eurocopa, que Rafael Nadal es campeón del mundo, que mi vida generalmente avanza de manera positiva, y que probablemente irá a más, aunque aparezcan obstáculos de por medio, que hoy me han dicho que es mi santo - no lo sabía - y dos amigos me han anunciado el nacimiento de sendos hijos primerizos, y con excelente salud, y si a todo el mundo les da igual, me da igual lo que piensen, porque principalmente, y con algún matiz, soy feliz.