domingo, diciembre 17, 2006

Carta a Noigo

E-mail enviado a Yoigo el día 16 de diciembre. Ya van dos y sigo sin recibir respuesta. Hoy después de 4 días de intentos, por fin me han cogido el teléfono. Me ha dicho el señor del otro lado que no tienen constancia de mi pedido y que lo van a investigar y darle prioridad. Intentaba echar los balones para fuera y culpar a Orange pero he inistido que le corresponde únicamente a Yoigo informar a sus clientes acerca de la portabilidad. Les mantendré informados:



Estimados señores,

Desde que me he dado de alta en Yoigo hace dos semanas, me han facturado por el coste del teléfono móvil Nokia que he solicitado, de todas formas, no me han llamado para confirmar la hora de entrega, algo que en el momento de la compra, se comprometieron a hacer dentro de 3 días laborables.

He tenido que recurrir a los blogs para enterarme de que uds están recibiendo el doble de solicitudes de lo esperado, de todas formas, eso no explica porqué están tardando 5, 6, 7, 8....... veces lo prometido para ponerse en contacto con sus clientes.

Ni siquiera se han dignado en enviarme un mensaje de correo electrónico para explicar la situación. Será que no valoran mucho a sus clientes.

Actualmente estoy al lado de mi teléfono esperando que lo coja alguien de atención al cliente. Llevo aproximadamente una hora y nadie me atiende. Una voz ofrece devolver la llamada si marco '1', sin embargo eso lo he intentado dos veces en la última semana y nadie me ha devuelto la llamada.

Por otra parte, he leído que en muchos casos están realizando las portabilidades antes de hacer entrega de las tarjetas sim. Si me hicieran eso, sería una tragedia para mí ya que estoy pendiente de llamadas muy importantes y no puedo prescindir de un teléfono móvil operativo.

En resumen, parece que el lanzamiento les está saliendo redondo pero que para los que hemos cometido el error de confiar en ustedes, se ha convertido en un suplicio.

Antes de crearme tal inconveniente, les rogaría que se contactaran conmigo para ofrecerme una opción alternativa, por ejemplo, darme de baja, devolverme el importe facturado, y cancelar la portabilidad para que pueda seguir con Orange y con mi número existente.

Acabo de escuchar la voz en espera decirme que alguien se ha vuelto loco en Yoigo. Será verdad. Espero que recupere la sensatez cuanto antes y empiece a ofrecer un servicio digno de un país civilizado.

Atentamente,

Un cliente insatisfecho